Consecuencias del sexo anal

Consecuencias del sexo anal

El sexo anal es una práctica que se incorporó a la sociedad humana desde hace miles de años, tanto en mujeres como en hombres. Aunque la comunidad gay sea la prima en desmentir que el sexo anal acarrea consecuencias severas para sus practicantes, ya sean activos o pasivos, la realidad es otra, y quien mejor que la ciencia y la medicina para demostrarlo. Así pues, hemos recopilado algunas de las principales consecuencias del sexo anal, sin la menor intención de ofender a ninguna persona, sino más bien de informarla al respecto.

Riesgos y consecuencias de practicar el sexo anal

Primero que nada, vale la pena aclara que el ano, es un orificio del cuerpo a través del cual nuestro organismo expulsa las heces. Esto quiere decir, que el riesgo de sufrir de una severa infección en el pene, por parte de la persona que lleva a cabo la penetración, es sumamente inminente.

Además de ello, promueve la inflamación de las hemorroides interiores y exteriores. Lo que genera un dolor severo en la persona cada vez que practique el sexo anal. No conforme con ello, si una de estas venas se llegase a romper, podría acarrear una infección realmente severa.

Por otro lado, el ano cuenta con un musculo llamado esfínter, el cual hace contraer o dilatar las paredes del ano. Dicho músculo tiene dos subdivisiones, una que podemos controlar conscientemente, y otra que es sensible a impulsos nerviosos o reacciones involuntarias.

Cuando una persona practica el sexo anal por un largo tiempo, este músculo va perdiendo el control, hasta que llega un punto en el que simplemente deja todas las paredes de ano dilatadas. Lo que podría acarrear como principal consecuencia una incontinencia renal severa, y obligaría a la persona afectada a utilizar pañales de por vida, ya que en cualquier momento podrían salirse las heces de forma inconsciente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *